miércoles, 8 de abril de 2015

Decálogo para el desarrollo de la Inteligencia Emocional en las familias

Decálogo para el desarrollo emocional en las familias

¡Qué mejor que educar estas competencias desde la niñez!

  1. Fomenta desde la más tierna infancia la autoestima de tus hijos. Dales seguridad y previsibilidad. No hay nada que genere más inseguridad que las normas cambiantes, la imprevisión y los cambios bruscos.
  2. Hay que enseñar a los hijos a tolerar la frustración. Es muy educativo que aprendan a que cada error conlleva una consecuencia y que no todo que se quiere se consigue.
  3. Enseñarles a demorar las recompensas. La inmediatez en recibir cualquier compensación hace que nuestros hijos sean exigentes y ansiosos. Obviamente, habrá que ir acompasando esta demora a la edad.
  4. Los límites educativos, el favorecimiento de la autoestima, la curiosidad tienen que ver con la inteligencia emocional.
  5. Desarrollar el sentido del humor.
  6. Debemos acostumbrar a nuestros hijos a ser optimistas y a tener expectativas de éxito. La autoprofecía cumplida tiene que ver con las expectativas que vayamos teniendo para con ellos. Si les transmitimos unas expectativas favorables y realistas tenderán a esforzarse por cumplirlas y, por el contrario, cuando éstas sean bajas, se desanimarán y no se obligarán por mejorar.
  7. Desarollar la empatía (ponerse en la piel del otro)
  8. Desarrolar la resiliencia (capacidad para sobreponerse en las adversidades). 
  9. Predicar con el ejemplo.
  10. En la sociedad del futuro se va a hacer cada vez más necesario la existencia de personas con una gran madurez emocional, capaces de tolerar la frustración, de trabajar en equipo, de ser fácilmente motivables y con gran capacidad de liderazgo. Capacidades relacionadas con la inteligencia emocional como la perseverancia en la tarea, la capacidad de innovación y creatividad, la empatía van a ser necesarias para mejorar en los aspectos personales y también en las competencias profesionales. 
Fuente 
Publicar un comentario en la entrada