viernes, 3 de abril de 2015

La ciencia es para todos, incluidos los niños


La ciencia es para todos, incluidos los niños. Beau Lotto + Amy O'Toole.
Vídeo de TED.

Beau Lotto nos cuenta una historia respecto de ver algo de manera diferente y cómo todas las percepciones nuevas empiezan igual. Empiezan con una pregunta. El problema de las preguntas es que generan incertidumbre. Y la ironía es que la única forma de hacer algo nuevo es moverse en ese espacio. 

Entonces, ¿cómo podemos hacer algo nuevo? Las mejores preguntas son aquellas que generan más incertidumbre. Ponen en duda las cosas que ya pensamos verdaderas. 

Es fácil formular preguntas sobre el origen de la vida, o qué hay más allá del universo, pero cuestionarse lo que uno ya piensa que es correcto realmente es adentrarse en ese espacio.

¿Cuál es la respuesta de la evolución al problema de la incerteza? El juego. Pero el juego no es simplemente un proceso. Los expertos dirán que en realidad es una forma de ser. El juego es una de las  es su propia recompensa.


Si vemos estas cinco formas de ser, son exactamente las mismas formas de ser necesarias para ser un buen científico. 
  1. Celebrar la incertidumbre
  2. Adaptable al cambio
  3. Abierto a la posibilidad
  4. Cooperativa
  5. Motivados intrínsecamente
La ciencia no se define en la sección del método de un artículo. En realidad es una forma de ser, que está aquí, y esto es verdad para todo lo creativo. Si al jugar le añadimos reglas, tenemos el juego. Eso en realidad es un experimento.
Así, con estas dos ideas la ciencia es una forma de ser y los experimentos son un juego, nos preguntamos, ¿todos podemos ser científicos? 


Y qué mejor que preguntarle a 25 niños de 8 a 10 años.Son expertos en juegos

Beau Lotto llevó su equipo a una pequeña escuela de Devon con el objetivo no sólo de hacer que los niños vieran la ciencia de otra manera, sino que, mediante el proceso científico, se vean a sí mismos de modo diferente.

Beau Lotto y Amy O'Toole nos cuentan la experiencia que llevaron a cabo en un colegio y que terminó con la publicación en una revista científica, Biology Letters
"Este proyecto fue apasionante para mí porque le dio vida al proceso de descubrimiento y me mostró que todos tenemos el potencial de descubrir algo nuevo, y que una pequeña pregunta puede llevar a un gran descubrimiento. Cambiar la manera en que una persona piensa algo puede ser fácil o difícil. Todo depende de la forma en que la persona se sienta respecto del cambio. Pero cambiar mi manera de pensar en la ciencia fue sorprendentemente fácil. Una vez que empezamos a jugar y luego a pensar los acertijos me di cuenta que la ciencia no es sólo un tema aburrido y que todos podemos descubrir algo nuevo. Sólo necesitamos una oportunidad. Mi oportunidad llegó en forma de Beau, y del Proyecto Abeja de Blackawton."

Publicar un comentario en la entrada