domingo, 10 de mayo de 2015

Aumentándome


Desde que, hace ya bastantes años, asistí a un clínic internacional de entrenadores de baloncesto y creí no aprender nada, descubrí, que, en muchas ocasiones, no sólo se aprende de las tribunas. También se aprende de las gradas.

No es el caso de Aumenta.me. Respondió con creces a las ganas de asistir que tenía desde hacía tiempo.

Pero, ésta no es la crónica seria de la jornada. Esa me la llevo para desmenuzar en múltiples tareas que me deja pendientes.

Ésta es la crónica no anunciada de lo ocurrido tras las cámaras, en clave personal.

Comenzó el día desvirtualizando a @paunin, con el que asistiría más a un taller.

Todo iba a las mil maravillas, hasta que una tal Cati Navarro comenzó a petar Twitter y mantuvo a la jornada de Aumenta.me durante 3 horas como tercer Trending Topic nacional.

Pero no todo apuntaba bien. Mi Twitter echaba humo. Lo petaban la citada Cati Navarro, una tal Carmen mmmm y una tercera persona que tardé bastantes horas en saber quién diantres era.

Por si no fuera poco, @inmticsInn seguía con sus cafradas. Menos mal que Salomé se encontraba liada en la organización del evento y no se pudo sumar a la contienda.

Total, que cuando todo acabó, yo pensaba en irme a descansar tras una dura jornada, pero me insistieron en que acompañase a algunas personas que no conocía bien a cenar.

Al asistir docentes aparentemente serios como Francesc Nadal (todo un lujo) o Rafa (¡Qué decepción!), me confié. Jamás debí hacerlo.

Total, que no pude cenar con tranquilidad. Mi dispositivo móvil, preventivamente en silencio, no paraba de vibrar y su temperatura aumentaba sin remedio. Ni Clean Master era capaz de enfriar su Aumentada temperatura.

Fue entonces cuando me percaté del complot que contra mí se estaba llevando a cabo.

La tal Cati Navarro se había aliado con Ninmatics para atacarme despiadadamente. Se sumó Carmen mmmm y había alguien más que no era capaz de identificar. Pasaba desapercibida entre tanta maldad. A ellas, se unieron el resto de comensales, sin piedad alguna.

Bueno, ahora que no me oyen, si es que sus malas conciencias les permiten conciliar sueño alguno, he de reconocer que he ampliado mi claustro físico desvirtualizado y me han hecho pasar un rato más que agradable.

Gracias a todos, por estos buenos momentos que me han hecho pasar y sufrir. Como dije, Aumenta.me respondió con creces a mis expectativas,  pero sólo estos buenos momentos, hubiesen válido para emprender la travesía.

Momentos como los pasados, son los que nos hacen aumentar cómo personas.

Aún así, sigo preguntándome, quién diantres es Catimmmeca Meca y demás personal que me petaron el Twitter y el Fecebook.

Chicas, chicos, un auténtico lujo y placer.

GRACIAS

Publicar un comentario en la entrada