jueves, 28 de mayo de 2015

Las becas a examen: Insuficientes e injustas

Las becas a examen. La Fundación Bofill ha llevado a cabo un estudio a cerca del actual sistema de becas educativas y ha llegado a la conclusión deque el mismo es claramente insuficiente, poco efectivo y beneficia más a las clases medias que a las clases bajas y más necesitadas.

El estudio ha sido realizado por Xavier Martínez-Celorrio, @xaviermcelorrioProfesor de Sociología en la UB Desigualdades, educación y políticas sociales justas. La ciudad futura es colaborativa.

Xavier Martínez-Celorrio, analiza el actual sistema español y catalán de becas (subvención de matrícula o plazas, libros, desgravaciones fiscales, prestaciones familiares, vales o cheques comedor, créditos para el educación, becas salario), teniendo en consideración sus reformas y el conflicto competencial abierto con Cataluña. 

Examina también el impacto de los recortes y la equidad y coherencia del sistema actual, comparándolo con los modelos de otros países y tradiciones. 

Por primera vez, se ha hecho un recuento de la inversión total en becas, sumando todas las partidas de becas y ayudas que aparecen en fuentes dispersas. 

Opinión: Coincido con los puntos destacados de este informe, salvo el último que pretende la devolución de parte de las becas.

Algunos de los resultados destacados del informe son: 
  • El sistema de becas son un pilar contra el abandono educativo, poco desarrollado en nuestro país. 
  • El promedio de inversión en becas en la Unión europea es del 7,5%, mientras que Cataluña destina un 3,5% y España un 3,8%. 
  • En España, entre 2009 y 2015, se ha recortado un 29% la dotación para becas, mucho más que el total recortado en educación, que es del 13,6%.
  • En plena crisis, Cataluña ha mantenido el gasto en becas. Sin embargo, ha reducido las ayudas a las etapas no universitarias (becas escolares) en 50 millones de euros, mientras que ha aumentado la dotación en becas universitarias por el mismo importe. 
  • El sistema de becas excluye al 32% de los estudiantes entre 12 y 24 años. 
  • Cuanto más bajo es el nivel económico de las familias, mayor es el efecto positivo e incentivador de las becas para el éxito en las enseñanzas post obligatorias.
  • Los jóvenes becados tienen mayor probabilidad de ascenso social, como más etapas becadas tengan. Mientras que los jóvenes de 28 a 34 años que no han tenido beca tienen un 27% de probabilidad de ascenso social, los que han disfrutado de dos o más etapas becadas tienen un 54%.
  • El sistema de becas en España sigue un modelo centralista, unitario y simétrico que ha generado un conflicto competencial con Cataluña. Este sistema transfiere renta de los territorios ricos a los pobres sin tener en cuenta el coste de la vida ni la media salarial de cada región, lo que perjudica a las rentas bajas-no extremas de la población de Cataluña. 
  • Se deberían crear modalidades de becas de refuerzo que incentiven la vía lenta y acompañen la continuidad de los estudios post obligatorios, para los hijos de familias de renta baja, hasta la graduación en bachillerato o FP. 
  • Conviene introducir nuevas modalidades de becas que combinen una parte a fondo perdido y una parte retornable (con un esquema similar al BAFöG alemán) en aquellas especialidades más cotizadas en el mercado de trabajo. De este modo, se introduce también la lógica de retorno de la inversión social en los graduados universitarios. 
El informe concluye con otras propuestas que permiten repensar el sistema actual de becas.

En este enlace, puedes ver y descargar el documento completo.


Publicar un comentario en la entrada