lunes, 4 de mayo de 2015

Los 7 principios de Leonardo para desarrollar la creatividad

Michael Gelb, a través de su libro How to think like Leonardo Da Vinci revela los trabajos y la leyenda de este genio. 

Sobre la base de cuadernos, inventos y obras de Leonardo Da Vinci, Gelb escribe sobre los siete principios que le permitían desarrollar su creatividad.

Los 7 principios para pensar como un genio son:

1.- Curiosita (Curiosidad)

Enfrentar la vida como una aventura por el conocimiento continúo. Todo gran maestro es por principio un gran estudiante. Las personas más talentosas cuentan con la innata curiosidad de saber más sobre su alrededor. Están dispuestos a preguntarse y a investigar más allá de los conceptos preestablecidos y aceptados.

Leonardo practicó este principio toda su vida, y lo llevó a plantearse cuestionamientos que lo llevaron a crear inventos adelantados a su época, un ejemplo de ello, el primer diseño del submarino.

Este principio lo llevan de paquete los niños cuando acceden a preescolar. La misión de todo buen docente consiste en estimularla al máximo, potenciando su desarrollo y evitar a toda costa el terminar con ella. Difícil labor en el contexto educativo, pero no debemos renunciar a conseguirlo en la mayor medida posible.

2.- Dimostrazione (Demostración)

Un compromiso constante por llevar las ideas a la acción, aprender sobre la experiencia, ser persistente y estar dispuesto a aprender de los errores.

DaVinci sabía que en su aventura por el conocimiento y la experimentación, los errores eran necesarios, y que para llegar a crear grandes cosas, tenía que equivocarse no una, sino muchas veces. Sabía que utilizaría los aprendizajes de sus errores para construir sus éxitos, que al final, son los que trascendieron y han sido recordados.

Pocas personas saben de los fracasos de Leonardo, como los fallidos intentos por construir una máquina voladora y las inundaciones causadas por sus intentos de cambiar la dirección de un río.

En nuestra praxis educativa no sólo debemos tolerar el error, sino que debemos transmitir su verdadero valor como motor de cambio y generador de creatividad al reflexionar sobre su razón.

3.- Sensazione (Sensación)

El permanente refinamiento de los cinco sentidos para enriquecer la experiencia de la experimentación. Leonardo trabajó en el refinamiento de sus sentidos durante toda su vida, tratando de capturar con ellos los detalles más “insignificantes” de la naturaleza, los cuales pasarían desapercibidos para la persona promedio. Fue este refinamiento lo que le permitió capturar detalles tan profundos y plasmarlos en sus obras, como en el caso de La Mona Lisa.

La educación debe estimular el desarrollo de los cinco sentidos y no limitarse a la acumulación y repetición de contenidos. La observación como principio de todo lo demás.

4.- Sfumato (Matiz)

Disposición de abrazar la ambigüedad, la paradoja y la incertidumbre. Leonardo entendía que la vida está llena de paradojas y lo aceptaba con gran asombro. De hecho, plasmó esta realidad de manera especial en su obra La Mona Lisa. Si has tenido la oportunidad de estar frente a ella, puedes observar en su sonrisa una ligera chispa de compasión y crueldad al mismo tiempo, seducción e inocencia. Su creador representó la ambigüedad, la paradoja y la incertidumbre es su obra.

La paradoja y la incertidumbre como motores del aprendizaje y el espíritu crítico. Una enseñanza que se precie, debe fomentar la actitud crítica y de cuestionamiento constante.

5.- Arte/Scienza (Arte/Ciencia)

Para Leonardo Da Vinci, el arte y la ciencia eran indivisibles. Para entender una, tenías que entender la otra, tener un equilibrio entre los dos hemisferios cerebrales, la creatividad y la lógica. Leonardo manejaba este sistema de “pensamiento completo” en todas sus tareas, lo que le permitía estimular y utilizar su cerebro completamente. Fue uno de los precursores de los “mapas mentales” tan utilizados en la actualidad para intentar recrear la misma experiencia, los cuales se pueden utilizar para la estimulación de la creatividad diaria en el ámbito personal y profesional.

Una educación completa debe potenciar los dos hemisferios (todo lo contrario que la LOMCE que nos hará retroceder en tantos campos). La creatividad y la lógica deben estar presentes de la mano. Debemos recuperar un cierto espíritu renacentista ante el exceso de especialización. Para ello,. se debe fomentar el trabajo interdiscipleinar y en equipo dando al arte el valor que tiene.

6.- Corporalita (Cultivar el Cuerpo)

El cultivar la gracia, la ejercitación, la pose y la utilización de ambas partes del cuerpo (ambidiestrismo). Leonardo Da Vinci complementó sus habilidades artísticas y de genio con la ejercitación y las habilidades atléticas. Las largas caminatas, montar a caballo, la natación y el esgrima estaban entre sus deportes favoritos. Él sabía que en un cuerpo sano y balanceado era esencial para desarrollar su creatividad y productividad.

La actividad física como desarrollo intelectual y físico.

7.- Connessione (Conexión)

El reconocer y apreciar que todas las cosas y los fenómenos están interconectados. El principio del pensamiento de sistemas y la teoría del caos. En donde no se puede entender correctamente un fenómeno sin estudiar y entender la influencia que el sistema tiene sobre ello. El cómo, por ejemplo, el aleteo de una pequeña mariposa en una parte del mundo, puede crear una tormenta a kilómetros de distancia (teoría del caos). Leonardo utilizó este tipo de análisis y pensamiento para crear muchos de sus inventos, en los cuales combinaba diferentes formas de la naturaleza en una interacción armoniosa. Todo está interconectado y el abrazar esta noción abrió un mundo de infinitas posibilidades al genio.

Principio de la transferencia. Todos los aprendizajes revierten en otros y mejoran otros aspectos a desarrollar en nuevos aprendizajes, desarrollando el pensamiento lateral. La realidad no puede separarse en el compartimento estanco de las áreas. Los fenómenos se estudian y abordan de manera global, interdisciplinar.

Publicar un comentario en la entrada