miércoles, 24 de junio de 2015

Queridos (y maltratados) maestros

Carles Francino habla en el programa de la Cadena Ser, La Ventana, de la necesidad de reconocer y apoyar la figura y la labor de los docentes, no ya por los propios docentes, que también, sino, sobre todo, por necesidad social.


¿Por qué no nos pensamos en serio convertir la docencia en una profesión de prestigio? El buen o mal funcionamiento de un sistema educativo no se mide sólo en términos académicos sino de cohesión social y equidad. Y si los profesores, que son los actores principales, no se sienten bien en el sistema, será imposible que éste mejore. y lo necesitamos, ¡ya lo creo que lo necesitamos!


Vía @londones
Publicar un comentario en la entrada