jueves, 16 de julio de 2015

La Frase de la Semana: "Quiéreme cuando..."



Una de las costumbre arraigadas en un deporte como el voleibol es la de animar a un compañero cuando comete un fallo, con más énfasis que cuando logra acertar. Esto no sólo arropa al compañero cuando más lo necesita, sino que cuando se hace de manera sincera y sentida, da cohesión y fortaleza al grupo. En este sentido, entiendo la frase de Rosa Jové:

“Quiéreme cuando menos lo merezca, porque es cuando más lo necesito.”

En un intento de traducción pedagógico, no es que no debamos prestar atención a nuestros alumnos destacados (también estos pueden tener malos momentos y necesitan ser propulsados, apoyados, valorados...), debemos prestar más atención, más apoyo y más ayuda a aquellos que más lo necesiten en cada momento, pero no individualmente o restando tiempo y atención al resto.

En una sociedad estrictamente neoliberal, bastaría una papelera y, si fuese un servicio público, ni eso. Cuando la gente apestase y fuese molesta ya habría una cárcel privatizada para hacerse cargo de ellos.

En una sociedad civilizada, sería una buena y justa inversión.

Tampoco debemos caer en el proteccionismo colonialista. Debemos educar para la autonomía, la motivación intrínseca y la horizontalidad.



Publicar un comentario en la entrada