domingo, 4 de octubre de 2015

La Educación tiene tirón, pero...

El pasado jueves asistí a una charla de Pedro García Aguado, @pgaguado y Francisco Castaño Mena, @Francasta (Resumiendo... Blog de Francisco Castaño) que se titulaba

"Aprender a educar. Como hacer de nuestros hijos unas personas felices"


La charla se encontraba dirigida a todos los públicos por el módico precio de 10 €. En la sala, con una capacidad de unas 1.000 personas, no había una butaca libre. 

Más de 1.00 personas dispuestas a dejarse 10 € para mejorar la educación de sus hijos y lograr que sean felices.

Esto hace pensar.

En el teatro se encontraban, muchas familias y docentes. Tanto unos como otros, dispuestos a dejarse una cierta cantidad de dinero en la taquilla para oír hablar de educación. 

Curiosamente, esa misma mañana, habían asistido a otra charla similar alumnos de ESO. Lo de curiosamente lo digo, porque eran alumnos de centros privados. Ignoro si les costó dinero, o si alguna institución lo subvencionó.

Pero lo que tengo claro, es que la educación no debe convertirse en un negocio, sino en una necesidad y debe llegar a las familias que más la necesitan.

Lo cierto es que la educación, bien presentada, mediáticamente presentada, tiene tirón.

Pero claro, ¿hasta qué punto interesa a nuestros gobernantes (elegidos por nosotros mismos) fomentar la educación de una manera atractiva e invirtiendo dinero público y dedicando buena parte de los medios públicos a ese fin?

También, contar con la ayuda del cine.

Recuerdo películas cargadas del valor de la educación que proyectamos en las noches de Cine y Educación con la Red Social de Cine y Educación Cero en conducta y el apoyo de la industria del cine (algunos ejemplos):

Ya lo dice el proverbio africano

Para educar a un niño hace falta la tribu entera.

Y lo que está demostrado, es que invirtiendo dinero en educación (vale, de la manera adecuada) y convirtiéndola en una tarea de todos, desde el estado al último ciudadano, no sólo obtendría beneficio un niño, sino la sociedad entera.
"Si cree usted que la educación es cara, pruebe con la ignorancia". Derek Curtis.
La sociedad entera se beneficia de que sus nuevas generaciones estén bien educadas y sean felices.

Si realmente queremos mejorar la educación, debemos 
  • Convertirla en una cuestión de todos y cada uno, de estado. 
  • Incluir a los medios públicos de comunicación
  • Formar también a las familias (no es fácil educar a un hijo y no siempre damos con las teclas adecuadas)
  • Poner medios y equipos multidisciplinares que aborden los problemas en el momento y de manera global.
Ya lo dijo Nelson Mandela
“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”
Quizá, ese sea uno de sus problemas.
Publicar un comentario en la entrada