martes, 27 de octubre de 2015

Cómo contrastar información en la red

Imagen vía http://www.iesae.com/
Esta entrada surgió al correr el rumor entre los alumnos de la convocatoria de una huelga reinvindicativa en relación a la cuestionada ley de educación actualmente vigente.

Los alumnos de bachillerato la dieron por hecha. Me reuní con ellos y les dije que debían contrastar las informaciones que recibían.

Es habitual que de cuando en cuando aparezcan, por ejemplo, informaciones relativas a la suspensión de clases por fenómenos metereológicos, que en muchos casos suelen ser bulos.

Les dije, que debían de contrastar las informaciones recibidas con fuentes primarias y fiables. Busqué en la prensa digital y, efectivamente, había convocada una huelga de estudiantes, pero si leíamos la letra pequeña, esta se circunscribía a Sevilla. Seguidamente, visité la página del sindicato de estudiantes  y no había mención alguna a la referida convocatoria de huelga.

En la red (web y móvil) puede escribir cualquiera, con mejores o peores fines, con intereses más o menos espurios, comerciales y con intención de influir políticamente o manipular en el peor de los casos.

Por ello, debemos formar a nuestros alumnos desarrollando su espíritu crítico. Es cierto que "la verdad" no existe en muchos casos que aproximarse a ella, en muchos casos se torna imposible.

No por ello, debemos renunciar a aproximarnos a ella y a ser capaces de separar los datos más objetivos de las opiniones o de los burdos intentos de manipulación.

Entre los alumnos (y no alumnos) circulan a menudo en sus whatssapps  muchos hoaks. Defenderse ante ellos y ante los que circulan por la red, constituye una necesidad en la formación actual de nuestros alumnos.

También puedes ver
Veamos algunas sencillas técnicas para contrastar la veracidad de una información:

Búsqueda inversa de imágenes. 


Muchas veces una información se ve acompañada de una imagen que no se corresponde con los hechos que acompaña. Por ejemplo, imágenes de años anteriores o de otros lugares para ilustrar los efectos de un temporal.

Para comprobarlo, podemos utilizar la búsqueda inversa de imágenes, utilizando un servicio online como TinEye. ünicamente debemos copiar la url de la imagen en la caja de búsqueda y nos dará la respuesta.

YouTube DataViewer


Es habitual que circulen vídeos “scrapes”. Un “scrape” es un vídeo antiguo que ha sido subido nuevamente mientras el autor de la nueva subida asegura que ser testigo original de un hecho.

Amnistía Internacional posee una sencilla y útil herramienta, YouTube DataViewer. Sólo debes introducir la URL del vídeo y esta herramienta va a extraer el momento de subida y todas las imágenes en miniatura asociadas.

Si hay varias versiones del mismo video alojadas en “Youtube”, la fecha nos permite identificar la primera subida. Es más probable que ésta sea la original. 

Las miniaturas también se pueden usar para realizar una búsqueda inversa de imágenes.

Jeffrey’s Exif Viewer


Jeffrey’s Exif Viewer nos permite acceder a los datos EXIF (Archivos de datos intercambiables por sus siglas en inglés: fecha, hora, lugar, etc) que contienen los vídeos, audios y fotos tomados con cámaras digitales o “smartphones”.  Debemos que tener en cuenta que Facebook, Instagram y Twitter eliminan estos datos EXIF cuando el contenido se carga en sus servidores, pero el material compartido a través de plataformas como Flickr y WhatsApp los contienen. Únicamente debes introducir la url de la imagen en la caja de búsqueda y te ofrecerá todos sus datos.

FotoForensics

FotoForensics es un servicio que nos permite identificar partes de una imagen que pueden haber sido modificadas. Al subir una foto o copiar la URL, esta herramienta destaca las áreas que sugiere que han podido ser alteradas.

WolframAlpha

WolframAlpha permite comprobar las condiciones meteorológicas en un momento y lugar específicos. Puedes buscar información usando criterios tales como “weather in London at 2pm on 16 July, 2014”. Con esta herramienta podemos comprobarel tiempo que presentaba un lugar cuando supuestamente se tomó una imagen y ver que no se corresponden con la información.

Mapas online.



Puedes Identificar la ubicación de una foto,  vídeo o información sospechosa utilizando servicios como Google Street View, Google Earth o Wikimapia.

Debes observar si existen puntos de referenciNoa para compararlos y ver si el paisaje coinciden.

Comprobar la actualización del sitio web


Debes comprobar si el sitio web se actualiza de manera regular o si la información es desfasada. El artículo debe tener su fecha de edición y debe estar firmado por un profesional. También puedes visitar los apartados del sitio web  “Acerca de” o “Quiénes somos” que suelen presnetar los sitios confiables, en los que debe venir toda la información de quiénes son los autores, quiénes publican, qué especialidad tienen, dónde trabajan..., cuestiones que puedes contrastar con nuevas búsquedas.

Fuentes


El sitio en cuestión, debe citar sus fuentes y referencias. Mejor si facilitan enlaces hacia los estudios originales. Debes tener cuidado con la información que se basa sólo en testimonios o anécdota y que pueden ser muy subjetivos, tener intereses no declarados o ser falsos. Especial atención debes prestar a los lugares que ofrecen tratamientos mágicos con “miles” de pacientes satisfechos.

Comprobar intereses


Debes comprobar si se trata de un sitio comercial, con ánimo de lucro o propaganda. Debe estar claro si el sitio recibe algún patrocinio o financiación que le reste credibilidad.

Verificar


Debes verificar y contrastar una información que encuentres en varios sitios confiables. Si se trata de una opinión, debes contrastarla con otors puntos de vista para elaborar tu propia opinión.

Certificación


Si se trata de información científica, debes saber si el sitio ha pasado por algún control de calidad, estandarizado y reconocido a nivel internacional, viendo si tiene certificaciones como el HONCode. El HONCode verifica 8 puntos importantes en las páginas de internet que tienen información sobre salud. Estos puntos abarcan la autoría, las referencias, la actualización, la transparencia, la honestidad, entre otros.

Detectar plagios


Puedes comprobar si el documento es copiado y no cita sus fuentes. Para ello, puedes utilizar herramientas como Plagium. Plagium es una página web que cuenta con un servicio gratuito para detectar si un determinado texto ha sido copiado de algún recurso que se encuentre en la red. Como alumno debes saber que tu profesor puede recurrir a servicios como éste para comprobar si has realizado un trabajo consultando diferentes fuentes o si simplemente te has limitado a copiar y pegar un trabajo copiado íntegramente de la red.

Duda, duda. Pon en cuestión


No te creas todo lo que te cuenten a la primera sin contrastar y comprobar por muy impactante y atractiva que sea la manera en la que te la presenten.


Fuentes

Publicar un comentario en la entrada