viernes, 18 de marzo de 2016

Te interesa: 28 formas de hacer ejercicio en el día sin darte cuenta (y repensar la Educación) via @taniahabitos

Hacer ejercicio para mejorar nuestra vida es algo que todos sabemos, pero aún así no encontramos en muchas ocasiones un momento perfecto para ponerlo en práctica.

Muchas veces no es nuestra falta de consciencia sobre lo que tenemos que hacer para mejorar, sino simplemente se trata de un problema de tiempo. Cuando queda un pequeño espacio disponible, necesitamos tomar aire y relajarnos un poco.

En Habitualmente, nos facilitan el llevarlo a la práctica con una interesante infografía para integrar la actividad física en nuestra vida diaria. Te recomiendo que no te limites a la infografía, pues el propio artículo tiene muchísimo interés.

En la actualidad permanecer horas y horas sentado es un denominador común: nos sentamos para ir al trabajo o a la escuela, para después llegar y seguir sentados, comer sentados y finalmente volver a casa exhaustos y… ¡adivinaste! sentarnos una vez más.

Permanecer sentado por mucho tiempo e inactivo durante el día, tiene consecuencias graves para la salud. 1, 2.

Aquellas personas que realizan actividad física pero que permanecen sentadas por largos periodos de tiempo, sufren las mismas consecuencias de la completa inactividad física. 4

Basta solo con mencionar los aterradores resultados de un reciente meta-análisis (estudio de muchos estudios): a medida que la cantidad de tiempo sentado aumenta por encima de siete a ocho horas, el riesgo de muerte aumenta, independientemente de la cantidad de ejercicio que se realice. 5

Y en la escuela ya pasan nuestros alumnos prácticamente 6 horas al día sentados. Algún día se hablará de lo insana que resulta la escuela actual. Por ello, debemos repensar la escuela (por mucho que le pese al autor del nefasto libro "Contra la nueva educación").

No podemos seguir con la escuela de "todos sentados en fila, quietitos y calladitos". Se hace necesario romper espacios, derribar muros y movilizar la enseñanza. Actividades que incluyan levantarse, caminar, ir a investigar, subir escaleras, salir al entorno inmediato. Y eso, aunque en buena medida puede hacerse desde los centros, también debe de ser abordado desde las instituciones educativas.

Pero claro, educaríamos también para un mundo irreal. La mayoría de los trabajos, de manera especial en España, son insanos, máxime con la sobreexplotación que ha supuesto esta supuesta crisis con agotadoras jornadas de horas extras sin pagar ¿O es sano, por poner un simple ejemplo,  un trabajo de cajera en una gran superficie en la que sufren agotadoras jornadas en las que tienen prohibido el sentarse? Claro, que ahora terminamos con ese problema eliminando a las cajeras y haciendo nosotros mismos de cajeros sin nómina para las grandes superficies. "Todo sea por la salud de las cajeras".

Empecemos, como debe ser, por educar para el futuro, con una vida sana ya desde la escuela.

Aquí algunas ideas que nos ofrecen desde Habitualmente y que podemos adaptar a la escuela.

Estas son las 28 maneras que nos recomiendan adpatadas a la vida de un alumno y alumna: (algunas te pueden chirriar, obviamente necesitan un cambio de paradigma educativo y de costumbres).


  1. Haz un poco de ejercicio al despertar.
  2. Tiende tu cama (no le dejes esa faena a tu madre, coeducar).
  3. Usa ropa más cómoda.
  4. Vete caminando a tu escuela (vive cerca de ella).
  5. Carga tus cosas en la mochila de una forma distinta
  6. Olvida que existen las escaleras eléctricas o el ascensor y propón actividades en as que tus alumnos tengan que salir del aula (debemos verlo como normal y no escandalizarnos ante ello). 
  7. Haz fila apoyando un solo pie. Esto mejor lo cambiamos por "si tienes que esperar, hazlo apoyándote de manera alternativa en una sola pierna (uf, todavía hacemos filas en los colegios ¡Cómo se aprende a entrar civilizadamente de esta manera!)
  8. Haz una pausa cada hora. Cinco minutos entre hora y hora (al menos, para ir al baño, movilizarte y despejarte para volver a concentrarte y sacarle partido a la siguiente clase).
  9. Ponle piernas a tus ideas. Actividades que requieran ir a la biblioteca, al jardín, a la sala abierta de informática...
  10. Habla por teléfono afuera (en los coles, no, pero en los ies se puede estudiar).
  11. Intercambia tu lugar o trabaja de pie. Clases organizadas de otra manera. Cambiar de zona dentro del propio aula, mesas en grupo...
  12. Usa una pelota anti-estress, te puede ayudar a relajarte en clase y no molestar, a la vez que puedes retomar la concentración perdida.
  13. También puedes sentarte en una pelota gigante dentro del aula en una zona de lectura.
  14. Contrae los músculos con fuerza. De vez en cuando, acuérdate de hacerlo.
  15. Organiza tus reuniones sin sillas. Mesas para estar de pie (estilo barras).
  16. Mensajes cara a cara, intercambiando el interlociutor y la posición.
  17. Camina a los lugares cercanos o usa tu bici. Crear zonas en el colegio o instituto para parcarlas.
  18. Transporta objetos en el centro.
  19. Sal a dar un paseo y estirar las piernas. Recorre tu centro.
  20. Juega con tus compañeros, no te aferres a las gradas.
  21. Sal a caminar con el perro.
  22. No uses zapatos en casa o en el jardín.
  23. Siéntate a ver la televisión… pero en el suelo y no permanezcas mucho tiempo en la misma posición. Ve al baño, asómate a la ventana...
  24. En los anuncios, levántate con tus manos y airéate (en "volvemos en 7 minutos" se pueden hacer muchas cosas. No lo limites al zapping).
  25. Escucha más libros mientras te mueves.
  26. Fortalece tus piernas mientras lavas los platos. Ayuda en casa.
  27. Deja tu móvil lejos de tu alcance. Si lo necesitas, por lo menos, muévete para cogerlo.
  28. Ordena tu casa y haz ejercicio al mismo tiempo. Lo dicho, la casa es cuestión de todos.

Para ver la infografía en tamaño grande, haz clic aquí o en la imagen.



Publicar un comentario en la entrada