miércoles, 24 de agosto de 2016

La tarea que triunfa en las redes


En el debate sobre la necesidad o no de "mandar" tareas para casa irrumpe la nota que una profesora de una escuela primaria de Texas envió a un alumno: “cena en familia, irte pronto a dormir, jugar al aire libre y, por supuesto, leer”.

Una foto de la carta enviada a los padres fue colgada por una de las madre en su cuenta de Facebook y ya ha sido compartida en miles de ocasiones.

En la carta se puede leer: 

“Los deberes solo consistirán en trabajo que el alumno no haya terminado en clase. Formalmente, no habrá deberes este año”. “Los investigadores no han probado que los deberes en casa ayuden a los estudiantes a mejorar”. “En vez de ello, os pido que uséis las tardes en cosas de las que se ha probado tienen efecto en el éxito estudiantil. Cenar en familia, leer juntos, jugar al aire libre y enviar a a cama a vuestros niños temprano”.

Ignoramos si esta carta causó algún problema a su autora, pero lo que tenemos claro, es que las tardes no son para hacer tareas, sino para la aventura de aprender y para jugar (las mañanas, también).

También puedes ver:
Publicar un comentario en la entrada