miércoles, 4 de marzo de 2015

De robot a mujer. La robótica une a las mujeres de todo el mundo. #8Mrobótico

De robot a mujer. La robótica une a las mujeres de todo el mundo. #8Mrobótico

Ahora que se acerca el día 8 de marzo y la celebración del día de la mujer trabajadora, constatamos como no es necesaria la robótca.

¿Para qué necesitamos la robótica si en pleno siglo XXI seguimos teniendo seres que trabajan sin ser reconocido su trabajo, que robotizan las labores de la casa sin ni siquiera reconocimiento?

Hemos visto estos días como en el supuesto mundo desarrollado, cada vez más caníbal, se ha aprovechado la crisis para ahondar las diferencias laborales y salariales entre las mujeres, y cómo la pobreza extrema que antes no existía (al menos de la misma manera, en países como el nuestro, avanza con rostro de mujer (sobretodo). Quien doce mujer, dice niños, porque esta sociedad siempre les ha cargado la responsabilidad última. Esto lo vemos reflejado en informes como el de Cruz Roja: 
Y si esto sucede en los supuestos países desarrollados, ¿qué decir del resto del mundo?

#MUJERESINVISIBLES a mujeres visibles

En pleno siglo XXI, no existe ningún país en el mundo en el que mujeres y hombres disfruten de los mismos derechos y oportunidades. Ayuda en Acción cree en la igualdad entre mujeres y hombres como derecho y como medio indispensable para mejorar los resultados en la lucha contra la pobreza.
MUJERES INVISIBLES. Revista

DESCUBRE CÓMO PUEDES HACER VISIBLES A OTRAS MUJERES


Pero ¿qué es la feminización de la pobreza?

Muévete por la igualdad. Es de justicia

El Programa 'De Mujer a Mujer' pretende lograr el empoderamiento y el avance de las mujeres de las comunidades y castas más desfavorecidas de la India. Trabaja con grupos de mujeres que se autogestionan y comparten inquietudes e intereses para conseguir su autonomía económica y la fuerza para luchar por sus derechos.

La Sociedad Cooperactiva apoya a estas mujeres de forma directa y activa con una aportación que se invierte en proyectos concretos para mejorar la vida de cada socia. Y crea un vínculo personal y profesional entre mujeres que se necesitan las unas a las otras.

El resultado es la mejora de las condiciones de la vida de miles de mujeres que padecen exclusión social y la revolución de una sociedad rural, en donde a las mujeres se les vulneran sus derechos, a una sociedad en donde éstas pasan a ser el motor social y económico y ganan el respeto de toda la comunidad.

Cinco mujeres han querido vivir en primera persona lo que significa formar parte de esta nueva Sociedad. Se han embarcado en un emocionante viaje a una de las zonas más pobres de la India, Anantapur, donde la Fundación Vicente Ferrer realiza su labor.

Allí, han conocido a sus socias y han compartido con ellas sus preocupaciones y sueños. Adéntrate con ellas en esta experiencia, que ha cambiado sus vidas para siempre.










Publicar un comentario en la entrada