Y dije a los guijarros:

- Yo sé que vosotros sois las estrellas que se caen.

Entonces los guijarros se encendieron, y por ese instante brillaron – pudieron brillar…

- como las estrellas.


martes, 16 de marzo de 2010

HOY UN CUENTO: Parábola de la Educación

Iba un hombre caminando por el desierto, cuando oyó una misteriosa voz que le dijo:
 - "Coge algunos guijarros, mételos en tu bolsillo y mañana te sentirás a la vez triste y contento".
Aquel hombre obedeció. Se inclinó, recogió un puñado de guijarros y se los metió en el bolsillo.
 A la mañana siguiente, vio que los guijarros se habían convertido en diamantes, rubies y esmeraldas. 
 Y se sintió feliz y triste. 
Feliz, por haber cogido guijarros.
 Ttriste, por no haber cogido más.
Lo mismo ocurre con la educación.
 Este cuento está dedicado a
 
Julita Fernández y sus alumnos de Creación Literaria y más...
Julita nos responde con esta bonita imagen que ha montado para nosotros con su maravillosa catedral y nuestro logo de Laura, que nos ha gustado mucho y que conservaremos en este blog con mucho orgullo

Publicar un comentario en la entrada