sábado, 29 de agosto de 2009

Willard Wigan: Contener la respiración ante las microesculturas

Willard Wigan cuenta la historia de cómo una infancia difícil y solitaria su fracaso en la escuela donde era considerado como una nada lo llevó a descubrir su habilidad única: crear arte tan diminuto que no se puede ver a simple vista. La presentación de sus figuras, vistas bajo el microscopio, resulta alucinante.
Translated into Spanish by sebastian

5 comentarios:

Conchita dijo...

¡Es impresionante! ¿En qué trabajo podemos decir "Desacelero todo mi sistema nervioso y trabajo entre cada latido de mi corazón"? Es poesía pura.
Gracias, es un vídeo precioso.

Conchita dijo...

Hola, Jesús: te dejé hace unos días un comentario en esta entrada, ¿no lo has recibido? No tiene mayor importancia (tampoco era un comentario genial), pero creo que me ha pasado en otro blog lo mismo. Quisiera saber si hay algún problema con eso.
Ya me cuentas, gracias.

Conchita dijo...

Bien, Jesús, vamos allá otra vez.
Te decía la vez anterior que me gustaba mucho este vídeo y las palabras del artista que decía que trabajaba "entre latido y latido de corazón". Me parece muy poético y una frase que se debería aplicar a la profesión docente, en la cual todos deberíamos trabajar "entre latido y latido de corazón".
Como siempre, me enseñas, me enseñas todos los días.
Saludos.
Conchita.

Conchita dijo...

Toc, toc...Este es el tercer comentario que pongo en esta entrada y es en esta porque me gustó mucho. Este hombre trabaja entre latido y latido de su corazón,así me gustaría trabajar siempre a mí. Haremos lo posible.
Saludos.

JJ dijo...

Gracias Conchita por tu comentario y por la insistencia sin la cual no me hubiera percatado del error en su publicación. La verdad es que es increible el trabajo y la paciencia de este hombre, cualidad que junto al corazón, como tu bien dices, deberíamos aplicar siempre a nuestro trabajo. Muchas gracias por estar ahí y por enseñarnos tantas cosas.

Un abrazo

Jesús