domingo, 16 de mayo de 2010

LO QUE CADA UNO POSEE

3 comentarios:

Conchita dijo...

¡Perfecto para alguien que necesita este mensaje!
Gracias.

JJ dijo...

Gracias Conchita

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo:
¡Prohibido enfadarse¡
Pero para llegar a ese nivel de maduración personal (no vale fingir) hace falta un trabajo previo (lo digo por experiencia).
Lástima que aquí no haya espacio suficiente que si no compartiría con vosotros un texto al respecto que a mí me resulto inspirador...

Os cito un párrafo:
"¿Porqué nos enfadamos? ¿Qué es el enfado? ¿Para qué sirve?  Nos enfadamos porque no resistimos la presión que supone tomar conciencia de algo que hasta ahora pertenecía a nuestro inconsciente; el enfado jamás proviene de algo externo a nosotros, literalmente significa: ¡Cambia! ¡Actualiza!  Y por lo general nos enfadamos con las personas que más nos reflejan nuestra necesidad de cambiar.  El enfado es una señal de advertencia de que vas retrasado y tomar conciencia de ello elimina el riesgo de explosión o discusión.  Por lo general cuando nos sentimos presionados buscamos "que nos rompan la cara" provocando nosotros mismos la pelea, eliminando así temporalmente la sensación de empuje o presión.  Hay que saber que la expresión romper la cara, se aplica metafóricamente, pues cualquier discusión en la que nuestro ánimo se altere, provoca el mismo efecto a nivel electromagnético..."

Saludos.