viernes, 26 de agosto de 2011

JUNTOS MEJOR

No nos podremos liberar de nuestras cadenas, o sí, pero lo que está claro, es que juntos, mejor. 
¡Cuántas veces nos empeñamos en ir contra el otro, en imponer nuestro criterio! 

De una manera u otra, en este mundo nos encontramos atados, si queremos seguir tirando cada uno por nuestro lado, acabaremos con el mundo y con nosotros. 

No planteo esto en el sentido, precisamente, de negar la libertad individual, pero sí en el de que cada uno creyéndose dueño del mundo, imponiendo su criterio, ambicionándolo todo indefinidamente, no vamos a ninguna parte. Formamos parte de un mundo, nos guste o no, y para cambiarlo, mejorarlo, transformarlo, vivirlo, hacerlo más justo, sostenible, solidario, menos egoísta, no podemos ir cada uno por su lado.

Podemos darnos cuenta o gastar nuestras energías hasta que la realidad nos coloque en nuestro sitio. Mundo no hay más que uno y es de todos y para todos. La libertad de ninguna persona o empresa puede atentar contra la libertad de todos.

Resulta que los trabajadores se dedican a competir unos con otros y estar pendientes de las mejoras de los otros trabajadores, muchas veces no para mejorar su situación, sino para descargar su ira contra el otro y no se fija en lo mal repartido que está el mundo. Se entretiene con el que cobra un euro más que él y no se fija en el que cobra millones más que él sin justificación alguna. Si, en vez de tirar cada uno par aun lado de la cuerda, tiraran para el mismo, primero les iría mejor. Después, incluso se pueden percatar de que estando juntos, les resultará más fácil romper la cuerda que les ata y esclaviza.

3 comentarios:

Conchita dijo...

Buena metáfora ¡para quién consienta en ir atado!

JJ dijo...

Traté de explicar que "atados" en el sentido de que vivimos juntos en un mundo y que lo que hagamos afecta al resto, no en el sentido de libertad individual.

conchita dijo...

Romper la cuerda que les esclaviza era el objetivo, efectivamente.