sábado, 31 de agosto de 2013

Alegría, alegría!! Qué no se diga!!!

Alegría, alegría!!
Que no se diga!!!

Oficialmente, ya se acabaron las vacaciones
Comenzó la época de trabajo.

Y debemos alegrarnos por ello.

Cumplimos una función social muy importante:
Crear ciudadanos críticos que no se dejen tomar el pelo.

Y eso es muy importante.

En el momento histórico en el que nos encontramos,
aunque no seamos conscientes de ello.

Somos la Resistencia
Ha nacido R, R de Resistencia

Hacía falta, porque estábamos bajos
Ya saben, R de Resistencia

Y después,
V

V no de venganza, sino V de Victoria

Qué no se diga, Tribu!!!
Alegría!!!
Al ataquerrr!!!

Esta perorata, viene de una broma mientras usapeaba con unos compañeros y algunos de ellos se quejaban porque se había acabado lo bueno. Después se lo envié a la tribu, y al contestarme @lamunix, ya se convirtió en post.

Lo cierto es que yo ya he comenzado con reuniones, pero uno no siempre es de hierro o acero y tiene sus momentos bajos. 

Y, mira por donde, con esta broma he comenzado a animarme.

Probablemente suceda como en el cuento aquel, en el que era más feliz quien sabía lo que hacía. 

No es broma lo importante de nuestra misión, pero tendemos a olvidarlo y eso nos hace más infelices y vulnerables a los problemas.

Ahí va el cuento:
¿La misma tarea?
Tres albañiles estaban desempeñando la misma tarea, cuando un hombre que desde hacía rato los observaba, se acercó a ellos. 
El hombre le preguntó al primer albañil: -¿Qué está usted haciendo? 
A lo que el albañil respondió:
-¿Acaso no lo ve? ¡Estoy apilando ladrillos! 
Y continuó con su trabajo, después de hacer un gesto molesto, debido a que consideraba que el hombre le había hecho una pregunta tonta y de respuesta obvia. 
El hombre repitió la misma pregunta al segundo albañil. La respuesta no se hizo esperar:
-¿No ve que estoy levantando una pared? 
El hombre, perseverante, volvió a formular la pregunta al tercer albañil quien también respondió al particular interrogatorio con una amplia sonrisa llena de orgullo, diciendo:
-¡Estoy construyendo el hospital infantil del pueblo!

10 comentarios:

Mª José dijo...

Mucho ánimo , mucha alegría y mucha ilusión en estos malos tiempos que nos ha tocado vivir.

Te deseo lo mejor para este nuevo curso escolar que comienza

Un fuerte abrazo y mucha V ( de victoria ) para la enseñanza pública.

Puri García dijo...

Muy bueno este post.Es verdad que cuando tenemos en mente el objetivo final no reparamos en el esfuerzo realizado para conseguirlo.No podemos olvidar que formamos a los futuros ingenieros,arquitectos,médicos,políticos... ciudadanos que deben tener claro lo que quieren y no se dejen engañar.
Feliz inicio de curso.
Saludos.

Mercedes R. dijo...

Es increible la fuerza que despiertas en momentos en los que la distancia y la medios de comunicaión hacen difícil la vuelta a una tarea que sabemos comprometida .

Es una suerte conatr contigo siempre
Gracias amigo por subidón de adrenalina

Jesús Hernández dijo...

Gracias, Puri y Mª José, por sus ánimos y comentarios. Formamos el futuro del país.
Un abrazo

Jesús Hernández dijo...

Gracias, amiga. Qué le voy yo a decir a una experta en contagiar emociones!!!
Sólo darle un abrazo muy fuerte y devolverle algo de lo que habitualmente nos da a los demás

Blogmaníacos dijo...

¡Visto así,...ayuda, desde luego!

Muchas gracias, amigo.

La sociedad y, sobre todo, los políticos, se encargan de que día a día caiga un poco más de "polvo" sobre nuestro trabajo. Por no hablar de las grandes empresas y sus campañas de vuelta al cole, que no ayudan a las familias a vernos con buenos ojos, precisamente.

¡Haya ilusión y ganas en nosotros/as y todo se andará!

¡Y salud, sobre todo, salud!

Un abrazo en septiembre...

Myriam Díaz dijo...

Me ha encantado. Feliz comienzo de curso para ti y todos los docentes que cada día te siguen.

Jesús Hernández dijo...

¡Haya ilusión y ganas en nosotros/as y todo se andará! Gracias. Conchita. Con profesionales como tú todo sería más sencillo. Un abrazo

Me alegra que te haya gustado, Myriam. Qué tengas un buen curso y disfrutes!

Ana Municio dijo...

Bueno pues hago pública mi respuesta:


Te contesto con una sonrisa de oreja a oreja, si pudieras verme sobrarían las palabras.
A por todas!
Junto a vosotros es un placer, una aventura excitante, una tarea apasionante, es seguir creciendo, como dice Mercedes, de forma orgánica.
Al ataque tribu!

Jesús Hernández dijo...

Realmente no hacen falta las palabras, Ana, para entendernos, pero siempre nos reconfortan y son bienvenidas.
Un abrazo, amiga. Qué tengas un gran curso