martes, 24 de diciembre de 2013

¡Cuánto más...! Allende los muros

¡Cuánto más aprendo tras y allende los muros, más me doy cuenta de lo inútil de lo que se enseña entre los muros!

¡Y cuánto canalla* sentando cátedra personal de sus engreimientos y frustraciones personales destrozando la vida de tantos!

En España, en este país, se establece una doble frustración. Un biólogo o un químico, por poner dos ejemplos, hasta ahora, no se ha formado como químico (practicante, se entiende), ni como profesional de la enseñanza. Lo hemos dejado todo a que nazca esa vocación.

Necesitamos químicos y necesitamos profesores de Química. Dos caminos que se deben encontrar, pero también diferenciar. 

Eso, si no hablamos de una manera más abierta aún.

El mundo ha cambiado. No siempre para bien, pero no podemos seguir pensando que todo sigue igual y que basta con empapar de conocimientos con fecha de caducidad, mientras no ayudamos a descubrir y construir opciones personales.   

Trascender las paredes es imprescindible, construir currículum personal y abierto también. Tan importante o más es lo que se puede inducir a aprender allende los muros, como lo que se aprende tras ellos.

* Entiéndase que hablo de los que se alegran de ensañarse con los alumnos. No son tantos, pero haberlos, por desgracia, los hay ¡Y cuánto daño hacen!

También puedes ver


Publicar un comentario