jueves, 15 de enero de 2015

Manifiesto 15 Aprendizaje en evolución. Vía @londones





1ro de Enero, 2015

Muchos de los documentos más inspiradores están vinculados poderosamente a una fecha. La Declaración de Independencia de los Estados Unidos fue firmada el 4 de julio de 1776, Charter 77 emergió en enero de 1977; Dogme 95 fue creado en 1995. Las ideas se transforman y se desarrollan en el tiempo. Este manifiesto representa una instantánea de nuestras ideas, visiones para el futuro, y lo que hemos aprendido hasta la fecha sobre aprendizaje y educación. Este texto sirve como punto de referencia para ayudarnos a entender cómo hemos hecho las cosas hasta ahora, y qué acciones necesitamos tomar a continuación.

En un mundo consumido por incertidumbre, y una sensación de obsolescencia de nuestros sistemas educativos, ¿Cómo podemos asegurar nuestro éxito como individuos, de nuestras comunidades y del planeta? Necesitamos evolucionar la educación.

Lo que hemos aprendido hasta ahora.
  1. “El futuro ya está aquí - simplemente no está distribuido por igual” (William Gibson en Gladstone, 1999)-
  2. Escuelas 1.0 no pueden enseñar a niños 3.0. 
  3. Los niños también son personas. 
  4. Hay una emoción extraordinaria al saltar de un acantilado, cuando lo decides por ti mismo. Esta emoción no la tendrás jamás si alguien te empuja a hacerlo.
  5. No valores lo que medimos, mide lo que valoramos.
  6. Si la “tecnología” es la respuesta, ¿cuál era la pregunta?
  7. Las habilidades digitales son invisibles, así deberían ser las tecnologías en escuelas.
  8. No podemos dirigir el conocimiento.
  9. “La red es el aprendizaje” (Siemens, 2007).
  10. El futuro pertence a los nerds, geeks, hacedores, soñadores y knowmads. 
  11. Rompe las reglas, pero comprende primero claramente porqué.
  12. Debemos y podemos construir culturas de confianza en nuestras escuelas y comunidades.
Algunos dirán que estos principios requieren realizar una revolución. Otros dirán que necesitamos una masiva innovación para hacer realidad futuros educativos positivos. Sus propulsores creen que necesitamos ambas, o, como Ronald Van Den Hoff (2013) dice: “¡Lo que necesitamos es una innovución! (p. 236). Esta es, nuestra noble misión: Innovucionar no sólo con nuestras ideas, sino también con aplicaciones orientadas a objetivos de lo que hemos aprendido en nuestros esfuerzos individuales, y también lo que hemos aprendido juntos, globalmente.

Publicar un comentario