sábado, 11 de marzo de 2017

Si no me equivoco, hoy es 8 de marzo


Si no me equivoco, hoy es 8 de marzo

Ahora es cuando es importante tomar conciencia social y hacer de todos los días y de todas las acciones (directa o indirectamente), una reivindicación.

O sea, educar. 

Una educación que no hace posible libres, responsables y críticos no es educación.

Nunca me parecieron bien los asesinatos de muchos políticos y otros profesionales. Por ello, siempre entendí el gasto tan grande que asumió este país para protegerlos (aunque habría también que hablar del negocio corrupto que se hacía hasta con este y otros temas tan delicados, pero eso es otro cantar y no es a lo que voy).

Por eso mismo, no entiendo como no merecen la misma protección tantas mujeres y sus hijos que son y han sido asesinadas. Desgraciadamente, en mayor cantidad que políticos.

Esta sociedad, si quiere ser ética, no debería dejar pasar ni un minuto más sin exigir a las autoridades protección para las mujeres objeto de violencia de género.

Por eso mismo, me ha parecido muy digna y necesaria la iniciativa promovida promovida el pesado mes de febrero por la asociación Ve-la luz en la que solicitaba que la lucha contra el Terrorismo Machista sea considerada cuestión de estado.

Lo que solicitan es

  • Conseguir los 25 puntos del manifiesto". 
  • Impulsar una ley integral de violencias machistas en la que se contemple la figura de feminicidio, endurecimiento de las condenas 
  • La aplicación imediata del Protocolo de Estambul en materia de violencia machista.

Vamos, nada extraño y que no haya ratificado España a nivel nacional e internacional pero que no se lleva a la práctica.
La protección es la primera, más urgente e irrenunciable necesidad.

La segunda, igual de urgente e irrenunciable, es la educación de los ciudadanos en valores éticos, pensamiento crítico, empatía y asertividad.

Actualmente, esta educación está en manos de las redes (igual que sucede con la educación sexual que reciben nuestros niños y jóvenes con la ignorancia de sus familias y sociedad).

Esta educación, se ha dejado en manos de la buena voluntad de docentes y familias. Y claro, muchos docentes y familias, y no tienen tiempo (largas jornadas laborales, desaparición de educación para la ciudadanía ...), ganas o formación.

También puedes ver



Publicar un comentario en la entrada