domingo, 10 de abril de 2011

EL PODER DE LAS PALABRAS...

Cuántas veces una palabra puede cambiar una vida. Más de las que creemos. Una palabra de aliento, de confianza, de aceptación a pesar de los errores, una palabra de...puede transformar una vida, servir de palanca para un cambio necesario, puede...

También, por desgracia, pueden...

Cuántas veces pensamos las repercusiones de nuestras palabras. Con tic y sin tics, tenemos la palabra. De una manera u otra, démosles buen uso.

Incluso cuando no son necesarias, incluso cuando hablamos de otra manera. Un gesto, un abrazo, un golpe en la espalda, una mirada de comprensión, apoyo cuando más equivocados estamos y cuando más lo necesitamos.

Lenguaje al fin, comunicación, personas. Eso, personas.
¿No es cierto?, Conchita.



2 comentarios:

Conchita dijo...

Es cierto, Jesús. Personas son las que se comunican fácilmente con las otras para darles ánimos, cariño..., y personas son las que levantan un muro a su alrededor y ni salen ni dejan que entre nadie. En el primer caso es tan fácil...
Un abrazo, amigo.

JJ dijo...

Un abrazo, amiga