domingo, 29 de mayo de 2011

Una maestra con mucho control tranquiliza a sus alumnos en una situación extrema

'Si las gotas de lluvia fueran de chocolate'. Una maestra tranquiliza a sus alumnos de infantil en medio de un tiroteo con varias víctimas en Méjico. Lo que más choca es su calma para grabarlo.


Esto sucedía dentro de una Escuela Infantil en La Estanzuela mientras afuera, cinco hombres que se encontraban en una base de taxis pirata que aparentemente era punto de venta de droga fueron acribillados por un grupo armado que iba en dos camionetas, en el sector de La Estanzuela, en el sur de Monterrey, Méjico.

2 comentarios:

Conchita dijo...

¡Impresionante, no hay palabras para eso!
Esto me recuerda otro post anterior en el que se hablaba de que no todo el mundo sirve para maestro/a, ¡esta es la prueba!

JJ dijo...

Casualmente despues d colgarlo vi la noticia en un periodico. Ya la pondre