viernes, 17 de mayo de 2013

EL ESTRÉS Y EL VASO DE AGUA. Here Is Today

Here Is Today. Herramienta para aquellos que necesitan dar un paso atrás para recordar que lo que está haciendo en el día a día en su vida.

Disfruta de cada día y céntrate en lo importante. No malgastes tu tiempo en lo accesorio. No dejes de disfrutar de las pequeñas cosas que hacen grande esta vida. No derroches tu tiempo en miserias y descubre lo grande que es la vida cuando tratas de mejorar el mundo con pequeños granos de arena, siendo un brazo en el camino de los demás y no una pierna que se cruza.

El sencillo sitio web comienza mostrándote la fecha como un pequeño cuadrado amarillo. Haz clic y verás cuán corto se compara el día con todo el mes. Haz clic de nuevo y ver el día en el lapso de un año. Sigue haciendo clic y vas a ver la longitud del día de hoy en relación a todo el milenio, esta época, este eón, la historia de la tierra, la historia de los reptiles y, con el tiempo, la historia del universo.

Trata de recordarle que debes vivir la vida al máximo y disfrutar de ti mismo, porque si nos fijamos en cómo es la vida de corta olvidamos la cosa más importante que podemos hacer: vivir una buena vida.

EL ESTRÉS Y EL VASO DE AGUA

Una psicóloga en una sesión de gestión de estrés levantó un vaso de agua,

Todo el mundo esperaba la pregunta: 

- ¿Está medio lleno o medio vacío?

Sin embargo, ella preguntó:

- ¿Cuánto pesa este vaso?

Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos.

Pero la psicóloga respondió:

- El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo.

Si lo sostengo 1 minuto, no es problema, si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo, si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado se vuelve. Y 

- El estrés y las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellos un rato, no pasa nada. Si piensas un poco más empiezan a doler y si piensas en ellos todo el día, acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada.

Es importante acordarse de dejar las tensiones tan pronto como puedas, al llegar a casa suelta todas tus cargas. No las acarrees días y días.

¡Acuérdate de soltar el vaso!

Gracias, amigo José Andrés, por recordármelo en un buen momento para completar este post y el día de hoy.

Vía  José Andrés y Mindfuck Blog
Publicar un comentario