domingo, 9 de junio de 2013

Un Gran Día

Lo que voy a contar es rigurosamente cierto y tengo una testigo.

Ni siquiera se lo conté nunca a la persona implicada por si hubiera fallado.

Como no creo en supercherías varias ni adivinaciones, no sé como calificar lo que voy a contar, salvo como una convicción personal.

Todo comenzó hace aproximadamente un año y con un lema y sus variables: "Yo soy porque tú eres", "tus alegrías son nuestras alegrías" y viceversa por todas aquellas vueltas que se le pueda dar al lema.

Se celebraban los edublogs del pasado año y Julita y sus chicos no lograban llegar a la final de los premios Espiral. Su pequeña decepción y lo que es peor, la de sus alumnos, se dejaba entrever. Lógico y normal. Es quizás ésta una de las cosas que no me gustan de los premios, que hay como bien señalaba esta mañana Silvia González Goñi, hay tanto tan bueno, que muchos se quedan sin reconocimiento.


Volteando el lema, en esos momentos, su tristeza fue nuestra tristeza

Desde ese mismo instante, tuve la certeza, la convicción, el presentimiento ... no sé como calificarlo: la cosa iba a cambiar.

Cuando Espiral publicó los finalistas, Conchita habló conmigo a través de Google diciéndome algo similar a esta simulación de diálogo:
Conchita: - Tengo una sorpresa que darte.
Le respondí: - Ya sé lo que me vas a decir
Conchita: ¿Es que lo has visto?
Jesús: No, no he visto nada
Conchita: ¿Y entonces cómo lo sabes?
Jesús: Lo sé
Conchita: Pero ¿qué es lo que sabes?
Jesús: Que Julita ha ganado la Peonza de Oro en los premios Edublog
Conchita: Pero sí sólo han salido los finalistas
Jesús: Que no, que ella lo va a ganar
Conchita: ¡Ojalá!
Jesús: mujer de mala fe, ya verás como es así.
Conchita se mostró asombrada no sólo por lo que le dije, sino porque yo supiera, sin haberme dicho nada, que me iba a hablar de Julita y de los premios de Espiral.

Hoy una de las variables de nuestro lema se vuelve del derecho: ¡Julita, tu alegría es nuestra alegría!

Hoy es un Gran Día para la Tribu 2.0 y para Cero en conducta, en el que hemos vivido como nuestro tu premio y que generosamente has compartido con nosotros.

¡Mi enhorabuena par Julita y sus chic@s y, cómo no, para toda la Tribu 2.0!

Y es un gran día, a pesar de los pisotones de algunas, que tras haber anunciado en Twitter el título de nuestro post, se nos han adelantado. Menos mal que nos encanta que se copie, que se copie y se mejore, que se copie y se transforme. Nos encanta que nos pisen de esa manera.


Me resulta difícil elegir un palabra para definir a Julita, pero si hay una que predomina esa es "generosidad".

Pero sería injusto reducir toda una vida a una palabra, por certera que ésta sea. 

Por ello, voy a construir una nube de tags que se aproxime a su bonhomía.



Publicar un comentario