miércoles, 14 de diciembre de 2016

Un proyecto colaborativo que realmente merece la pena #Súmate #Participa @SDAAprovechalo #reaprovéchalo


Son muchos y muy buenos los proyectos colaborativos que nacen, se comparten y enriquecen la red. Puedes conocer muchos de ellos en este documento Propuestas de proyectos colaborativos, iniciado por Gregorio Toribio @gregoriotoribio (uno de los grandes impulsores de generosidad y proyectos colaborativos en la red) que pretende ser un registro de los proyectos colaborativos educativos existentes en la red.

Hoy voy a hablarles de uno reciente. He de advertirles que no puedo ni quiero ser objetivo del todo porque este proyecto ha nacido de la mano de mi buena amiga Inma Contreras (inmatics). No obstante, no creo que diste mucho de a realidad.

Su proyecto me resulta interesante por varias razones, todas ellas de mi agrado:

  • Defiende el medio ambiente como responsabilidad de todos.
  • Persigue la justicia social.
  • Pone su foco en las nuevas generaciones como artífices de cualquier cambio que trate de mejorar este mundo.
  • Trata de concienciar.
  • Ve la educación como algo mucho más importante y trascendente que un pulso de codos.
  • Tiende al servicio y es social.
  • Recurre a las nuevas tecnologías y a fomentar un uso efectivo y adecuado de las redes sociales por parte de los alumnos.
  • Sitúa a los alumnos en el centro de la acción.
  • Promueve el entusiasmo y la implicación de los alumnos en temas diversos interconectándolos.
  • Abre a sus alumnos al mundo, derribando muros y relacionándolos con el aprendizaje en red.
  • Abre y ofrece el proyecto a la colaboración de las redes.

Todo lo anterior te pueden parecer tópicos o producto de la amistad. La segunda parte ya advertí que no la negaba (reitero, en alguna medida, poca). Pero, en cuanto a la primera, niego la mayor. Es posible que muchas personas lo contaran mejor que yo, pero lo que sí es cierto, es que conozco de primera mano la implicación de los alumnos y todos y cada uno de esos puntos relacionados.

Estoy hablando de

SÍNDROME DE ABUNDANCIA



Tras ese extraño nombre surge un proyecto que ha involucrado a sus alumnos de una manera totalmente transversal, los ha hecho sentir partícipes y artífices, les ha contagiado ilusión, creatividad, llenado de horas extra yendo de manera voluntaria a un centro por las tardes, desde casa. Han aprendido a gestionar redes sociales y a difundir su proyecto, a sumar personas al mismo, a vivir un uso práctico de la tecnología, con un claro fundamento educativo y, lo que es mejor aún, un proyecto social y de servicio que les hace crecer y tomar consciencia de que el mundo les pertenece y que ellos son responsables colectivos del devenir humano.

Han plagado las redes con su hashtag, #reaprovéchalo, han creado vídeos, cómics, trabajado diseño de imágenes, lenguaje mediático, comunicación, tutoriales...

Pero, ¿Qué es eso tan raro del Síndrome de abstinencia y su hashtag #reaprovéchalo?

Así lo cuenta Inma en la web del proyecto. 
A veces las ideas nos vienen vía serendipia,que es la chiripa de toda la vida,pero en plan culto. 
​Así fue,como,por pura casualidad, leyendo la prensa, la "profe" que suscribe detectó: el desperdicio innecesario de recursos,tan habitual en nuestra sociedad,pero centrado en algo tan cotidiano como la comida. 
​Ser conscientes de lo que nos rodea,y,a veces a pesar de eso, tratar de contribuir a la mejora de nuestro entorno, es imprescindible en educación,y es por eso que vamos a llevar a cabo este pequeño,pero ambicioso proyecto.
Vivimos en un país que puede presumir de una gastronomía envidiable, es un país para comérselo, de hecho, pero es también un país en el que se malogran toneladas de alimentos al año; por ello nos embarcamos en una campaña de sensibilización para tomar conciencia del problema que entraña esta realidad cotidiana de desperdiciar comida.


Si realmente te resulta un proyecto interesante, te invito a

  1. Que te sumerjas en su hashtag #reaprovéchalo, lo sigas y compruebes que lo que te he tratado de contar no es una invención, que palpes aunque sea virtualmente la implicación de sus alumnos y cómo lo están viviendo.
  2. Que conozcas más de cerca el proyecto en su web y los recursos que te puede ofrecer.
  3. A seguir su cuenta de Twitter: SíndromedeAbundancia @SDAAprovechalo
  4. Que te animes a colaborar y te sumes al proyecto en este enlace.
Enhorabuena a Inma y sus alumnos y alumnas por el trabajo que están llevando acabo.

Publicar un comentario