sábado, 14 de marzo de 2015

El aprendizaje móvil no es inmóvil

El aprendizaje móvil no está llegando a la educación para permanecer inmóviles en las aulas. Su propio nombre lo indica o debería indicar. 

Con el aprendizaje móvil, deberíamos trascender las paredes del aula virtualmente (si no derribarlas), sino también físicamente, desarrollando actividades en la que los alumnos se puedan mover por el espacio próximo y no tan próximo.

Aplicaciones de Geolocalizacón, Realidad Aumenta o Códigos Qr nos lo facilitan.

Permanecer 30 horas semanales sentado en una silla, es directamente malo para la salud y además genera estrés y nerviosismo en los adolescentes y niños, que llevan dentro el movimiento (con el que la educaión también acaba).

Con el tiempo, sucede lo mismo. El aprendizaje móvil es ubicuo y líquido por definición. Apreder en cualquier momento y lugar. 
"Aprender es divertido, estudiar es odioso"

Imagen vía Rememes
Fuente: la croqueta
Publicar un comentario en la entrada