domingo, 16 de junio de 2013

¿Cuál fue el mejor consejo que te dio tu familia?

Cada vez que me encuentro a un alumn@ que no tiene entorno familiar o que sería mejor que no lo tuviese para lo que tiene, me digo:
  1. ¡Qué afortunado he sido teniendo la familia que he tenido!
  2. ¡Cómo es posible que haya compañeros ciegos ante esta realidad, que sólo deseen alumnos perfectos, obviando que los otros también existen (son los únicos) y que es nuestro deber trabajar con ellos, servir de elemento reequilibrador de la sociedad, entender cómo les afecta su realidad particular y actuar sobre ella.
  3. Debo oponerme con todas mis fuerzas a una ley como la LOMCE que camina en sentido contrario, que no es capaz de comprender que las circunstancias sociales y familiares, si no condicionan totalmente, sí que influyen sobremanera, sobre todo, sí se legisla y enseña exclusivamente para "los que tienen situaciones ideales"!
Continuar leyendo




Es obvio que la situación de partida no es determinante, pero si que no podemos considerar que es lo mismo para un alumn@ que tiene una familia que simplemente le transmite "buenos valores" que para otr@ al que sólo le chillan o desmotivan, por poner un simple ejemplo.


Obviamente, tampoco es culpa del alumn@, quién sufre estos condicionantes. Tendemos a olvidarlo, recurriendo a culpabilizarlo como salida más fácil.

Claro que es complicado en muchas ocasiones, claro que no siempre disponemos de las mejores condiciones, herramientas ni políticas para afrontarlo, pero culpabilizando al alumno de sus deficiencias no nos quitamos nuestra responsabilidad de encima.


Tampoco vale decir que debemos responsabilizar al alumn@ de sus actos, hacerlo consciente, porque no estamos hablando de eso. Claro que hay que hacerlo, pero no dejando toda la "culpabilidad/responsabilidad" en él.

Por eso, me parece interesante la iniciativa de Plano creativo de compartir a nuestros padres brindando los consejos más importantes que nos han dado, prendiendo una luz en la otra cara de la relación con los padres. 

Con alegría, han creado ese espacio de agradecimiento a las familias por ayudarnos a crecer, por todo lo que nos dieron y lo que nos enseñaron, con palabras o con ejemplos, a lo largo de nuestras vidas.

Nuestras familias se convierten en las familias de todos y las tuyas también.

Por eso, invito a todos los lectores y amig@s a seguir iniciativas similares en nuestros centros y ámbitos de vida, compartiendo consejos dados por las familias de alumn@s y profesor@s.

También te invito a dejar en los comentarios cuál fue el consejo o la enseñanza más importante que te dio tu familia.

Comienzo dejando uno de los que más me han servido a mí:
"Nunca te creas más que nadie por saber algo más, ni mires por encima del hombro a nadie".

Publicar un comentario