viernes, 16 de mayo de 2014

5 Formas de hacer que recuerden

Puede que te sientas ridículo al hacerlo, o que incluso creas que no es tu función, pero lo que debes tener meridianamente claro es que si pretendes afianzar conocimientos u desarrollar competencias y siempre lo haces igual, las posibilidades de interioriza e integrar aprendizajes disminuyen. Construye tus propias propuestas con las que te sientas cómodo y, sobre todo, se sientan cómodos, pero huye de la rutina como lo harías de una plaga.

Tu satisfacción personal y profesional te lo agradecerán.
  1. Identifica cosas en común: Los alumnos van a confiar en ti y a relacionarse contigo si sienten que comparten un vínculo emocional contigo y con lo que tratas de mostrarles.
  2. Despierta su interés: En muchas ocasiones matamos las conversaciones en los primeros 10 segundos. Cuando te hacen preguntas inevitables. “¿Esto para que sirve?”, necesita una respuesta mejor que una simple respuesta aburrida y automática: “Para aprobar la asignatura” o “Para tener cultura general”. Encuentra una manera de despertar su curiosidad y haz que quieran saber más. Es mucho más interesante decir “Te imaginas poder viajar al interior de la célula más pequeña de tu cuerpo y viajar por ella dentro de un dron” o “Te imaginas que eres un esclavo en el antiguo Egipto y te encuentras construyendo una pirámide...”.
  3. Desarrolla un estilo propio: A veces el vestuario puede ayudar a introducirnos en una histaria. Si tienes un determinado accesorio o estilo, puedes considerar la posibilidad de que sea una parte consciente de tu estrategia. Es mucho más fácil de recordar “si vas disfrazado de científico loco para presentar una aventura científica (perdiendo el sentido del ridículo)" que si presentas las cosas siempre de la misma y monótona manera.
  4. Haz muchas preguntas: Puede sonar contradictorio, pero realizando un montón de preguntas en realidad puedes hacer recodar lo que cuentas mucho más. A las personas les encanta hablar de sí mismas y, son más propensas a recordar lo que dice alguien que hace preguntas interesantes, originales, creativas y reflexivas, ya que hace que se sientan apreciadas y comprendidas. Eso es mucho más potente que alguien que simplemente habla sobre el tema a explicar.
  5. Encuentra una razón para continuar: Si la gente no recuerda lo que dices, podría ser que no les estás dando bastantes oportunidades. Es difícil recordar algo que siempre se presenta "Abran el libro por la página 45..." sin ninguna interacción. Así que si deseas convertir un conocimiento, una destreza o una competencia en duradera, esfuérzate en encontrar una manera de continuar el desarrollo de la sesión. Consigue sobre para identificar qué es lo que más les interesa de un tema a tratar y trata de identificar las áreas que están maduras para su seguimiento. Tal vez puedes enviarles o presntarles un artículo o un vídeo con un enfoque similar ala manera en que despiertan su interés por el tema o felicitarlos cuando aportan una manera creativa de enfocar un tema. Cuánto más originalmente expongas o introduzcas lo que pretendes hacer llegar, más probabilidades tendrán de recordarlo e interiorizarlo.
Crear una impresión fuerte es fundamental para despertar el interés y consolidar aprendizajes. Siguiendo estas técnicas, puedes estar seguro de que recordarán más e integrarán más los nuevos conocimientos, destrezas y/o competencias adquiridas o desarrolladas. 

¿Se te ocurren maneras de llamar su atención y despertar su interés?


Publicar un comentario